Las caricias y el placer sexual

Las caricias y el placer sexual

¿Qué tanto tiempo dedicas para acariciar a tu pareja?, tanto mujeres como hombres disfrutamos las caricias en pareja, sin embargo la respuesta sexual entre ambos es distinta. El hombre por naturaleza responde ante lo que ve, su respuesta es instintiva. Nosotras las mujeres necesitamos sentir para estimularnos y que la respuesta sexual sea satisfactoria.

Está comprobado científicamente que la excitación sexual aumenta cuando se dedica suficiente tiempo para los juegos preliminares de todo tipo, así que una dosis de caricias incita e incluso incrementa los momentos de placer con nuestra pareja asegurando un contacto sexual lleno de sensaciones para ambos. Dentro del mágico mundo de la pareja es importante que seamos inventivos y que exploremos todas las caricias que podamos imaginar. Cuanto más aumenta el deseo, más aumentara la excitación y al dedicar el tiempo necesario para que la mujer logre el punto de excitación la hará sentirse no solo mas amada, sino también más segura de su compañero.

Muchas veces con la ansiedad y la rapidez terminamos sin ropa muy pronto, sin embargo, las caricias sin quitarnos la ropa también son muy excitantes y no solo me refiero  al cómo hacerlas sino donde. Algún  lugar público, una fiesta, en medio de mucha gente, en la playa, por debajo de alguna mesa, las pequeñas caricias por encima de la ropa siempre son posibles en cualquier sitio y va preparándonos para un encuentro sexual más ardiente  ¡seguro que te está dando buenas ideas!. Pues aquí te dejo algunas para que impulses tu imaginación.

El baile suele transmitir sensualidad y muchas veces activa códigos sexuales que ambos pueden leer.  ¿Qué te parece si mientras bailan bien pegados dejan que sus manos se paseen por sus cuerpos?, la excitación que sentirán será increíble, dando paso a un gran placer mutuo y a querer salir pronto de ahí para dar rienda suelta a la pasión… seguramente ya estas pensando en algo para sorprenderle. Y ¿por que no?, cambia la típica comida de un restaurante  en un lugar cómplice, donde se insinúen mutuamente el deseo de estar bajo las sabanas, discretamente, quítate un zapato y juega coquetamente con las pantorrillas de tu chico, o tu pasa la mano maliciosamente sobre el muslo de tu chica pronto tendrán  ganas enormes de irse del lugar.

Cuando te hablo de caricias se que tu mente va directamente a las manos, y evidentemente es un modo muy útil para dar placer, pero el cuerpo del ser humano es un mapa de placer por explorar, así que te invito a ir más allá, usa todos los sentidos, y con este punto te dejo otro tips: el gusto úsalo vendado los ojos de tu chico o tu chica y dale a probar alimentos dulces, salados, cítricos, y ¿por que no?, dale a probar algunas bebidas que sigan estimulando el momento. El olfato, con olores especiales, quizás alguna vela aromática o rocía tu perfume sobre la cama, eso hará que se recuerden del momento cuando estén fuera de las sabanas.
El oído, es uno de los medios de comunicación más potentes que existen, úsenlo a su favor, llámala o llámalo y dile lo mucho que lo deseas, o simplemente insinúale algo que cree un ambiente erótico ente ambos. Y no menos importante es la vista, así que si toca  quitarse la ropa hazlo lentamente, enséñale progresivamente tu cuerpo, relájate e intenta dejarte llevar por el momento, también  puedes enviarle mensajes sublimes y eróticos. Pero sobre todo besa mucho a tu pareja, el beso es una caricia y estimula significativamente las zonas erógenas de nuestro cuerpo, además que a las mujeres nos encanta ser besadas de distintas maneras dulce, suave, apasionada y húmedamente.

Las caricias en la pareja son primordiales, y abren una comunicación entre ambos  con o sin palabras, disfrutando mutuamente del cuerpo de cada uno, más allá de los complejos y reservas de cualquier tipo, despertando sensaciones nuevas. El amor se convertirá en un auténtico juego íntimo y el placer sexual se disparara, lo que sin duda es una de las mejores formas de unirnos aún más.

No hay comentarios

Añade tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.